Rutas

Lagunas y Belvis del Jarama

La ruta se inicia en el Camino de la Veguilla, que es Vía pecuaria denominada Colada del Arroyo de Bartibáñez , casi en la rotonda en la que confluye con la Carretera M-111 en su kilómetro 8,2, frente a la Arrocería Rico.

Caminamos por una pista ancha que ocasionalmente lleva tráfico rodado, tomando dirección oeste hacia la ribera del Río Jarama. A unos 700 metros la pista ancha, interrumpida por un gran bloque de hormigón, se vuelve sendero y al llegar justo a la ribera giraremos a la derecha para continuar por la ribera del río entre la espectacular arboleda del Jarama donde, además de álamos, chopos, fresnos y sauces, podemos observar y disfrutar, cuando la primavera está en su auge, los floridos majuelos o espinos blancos y la multitud de tamarindos que acompañan la zona menos inundable de esta ribera. También nos acompañarán una gran variedad de silbidos de las aves que habitan esas zonas tan llenas de vida.

Cruzaremos por debajo de la carretera M-50 y llegaremos al inicio de la zona inundable de las Lagunas de Belvis donde giraremos a la derecha para entrar en una parcela agrícola por la que discurre el Camino del Río y a unos 180 metros encontramos una cadena de paso tras la cual el camino se hace una pista muy ancha y a poco más de 50 metros tomamos la pista que sale a la izquierda, un camino de servicio para las parcelas agrarias que lindan con el mismo.

 A unos 180 metros encontramos un camino a la izquierda (Derivación de esta ruta), que conduce a las instalaciones, ahora abandonadas, del Club de Fútbol Belvis de Jarama por donde discurre un camino que nos llevará a una zona de observación de las Lagunas de Belvis. Volveremos por el mismo camino de nuevo a la pista que tomamos a la izquierda para continuar sin abandonarla y a unos 800 metros encontramos un lugar donde podemos observar otra de las lagunas de Belvis.

Continuaremos hasta la rotonda de acceso a la pedanía de Belvis de Jarama por el paso de peatones sobre la M-111. Ya en la Calle Mayor, encontramos la entrada al Parque Colonos por el que caminamos hasta su final y seguimos con dirección sur, por la calle de la Cambrija que se convierte en pista a veces más estrecha pero con buen firme, que nos conduce a la M-103 o carretera de Cobeña. Aquí giramos a la derecha, sin cruzar y caminando entre el quitamiedos y la finca del Coto de Belvis, a nuestra derecha, hasta llegar a la rotonda de cruce entre la M-103 y la M-111.

Cruzamos por el paso de peatones y nos dirigimos a una de las paradas de la línea de autobuses 211, cruzamos la vía de servicio y girando a la izquierda nos encontramos de nuevo en el Camino del Río que nos llevará de nuevo a la confluencia de la ruta que traíamos y que continuaremos de regreso por el mismo itinerario hasta el inicio de la misma.