Rutas

Lagunas y Belvis del Jarama

Iniciamos esta ruta circular en el Camino de la Veguilla, que Vía Pecuaria denominada Colada del Arroyo de Bartibáñez, casi en la rotonda en la que confluye con la Carretera M-111 en su kilómetro 8,2, donde se puede aparcar en las proximidades.

Caminamos por la ancha pista, que lleva tráfico rodado, ocasionalmente los fines de semana, tomando dirección hacia la ribera del río Jarama.

Recorridos unos 700 metros, la pista es interrumpida por un gran bloque de hormigón, que tras rebasarlo se vuelve sendero llevándonos hasta la ribera del río donde giraremos a la derecha, para continuar por el camino arbolado, teniendo en todo momento el río a nuestra izquierda.

En este tramo disfrutaremos de la vegetación de ribera, donde además de álamos, chopos, fresnos y sauces blancos, podemos observar, cuando la primavera está en su auge, los floridos majuelos o espinos blancos y la multitud de tamarindos que acompañan la zona menos inundable de esta ribera.

Llegamos a la autovía M-50, que cruzamos por debajo (En este punto, en época de lluvias hay que prestar atención, ya que se forma un lodazal), donde en poco más de 400 metros llegamos al inicio de la zona inundable de las Lagunas de Belvis, donde realizaremos un giro a la derecha para continuar por el Camino del Río, entre la parcela agrícola y el cercado de la finca adyacente hasta llegar  a una cadena que impide el paso a vehículos, donde el camino se convierte en una pista y a poco más de 50 metros tomamos la pista que sale a la izquierda.

Recorridos 120 metros encontramos un camino a la izquierda (derivación de esta ruta) que conduce a las antiguas instalaciones del Club de Futbol Belvis, hoy abandonadas, el cual dejaremos a la izquierda, llegando a una zona de observación de las lagunas.

Toda esta zona se denomina el Vado de San Sebastián, donde se encuentran las Lagunas de Belvis, ocupando una superficie de 34 ha, las cuales no son de origen natural, ya que su origen es el fruto del abandono de las actividades extractivas en la vega fluvial del río de una explotación de áridos que funcionó entre los años 50 y 80, donde la naturaleza recupero terreno y en su treintena de oquedades se formaron las lagunas.

Hoy en día es tal su riqueza medio ambiental que están catalogadas de “complejo humedal” perteneciente  a la cuenca hidrográfica del Tajo, subcuenca del Jarama, de relevancia faunística, donde la Comunidad de Madrid las ha catalogado como humerales de especial interés siendo además un Espacio Natural Protegido.

Parece mentira que tan próximos a Madrid Capital y pegadas al aeropuerto de Barajas encuentres un lugar así. Si vas al amanecer, con unos buenos prismáticos, podrás disfrutar como alguno de nosotros, de ver multitud de aves, como la garza real, cigüeñas, cormoranes, ánade real, o el búho real, entre otras que no me sé los nombres, de mamíferos vimos un grupo de corzos, multitud de conejos y liebres, aunque también hay jabalís, zorro, comadreja, y dícese que el gato montés, muchos más difícil de observar.

Volveremos por el mismo camino de nuevo a la pista que seguiremos a la izquierda para continuar sin abandonarla y a unos 600 metros volvemos a encontramos con las lagunas a nuestra izquierda durante un trayecto de 200 metros, lugar donde podemos observar otras lagunas, si la maleza no nos lo impide.

Continuaremos sin abandonar la pista hasta la rotonda de acceso a la pedanía de Belvis de Jarama por el paso de peatones sobre la M-111. Entramos en zona catalogada como “Área importante para la Conservación de las Aves y la Biodiversidad (IBA).

Ya en la Calle Mayor, encontramos a la derecha la entrada al Parque Colonos por el que caminamos hasta su final en  la calle de la Cambrija, que se convierte en pista pero con buen firme, que nos conduce a la M-103 o carretera de Cobeña. Aquí giramos a la derecha, sin cruzar y caminando entre el quitamiedos y la finca del Coto de Belvis, a nuestra derecha, hasta llegar a la rotonda de cruce entre la M-103 y la M-111.

Cruzamos por el paso de peatones y nos dirigimos a una de las paradas de la línea de autobuses 211, cruzamos la vía de servicio y girando a la izquierda nos encontramos de nuevo en el Camino del Río que nos llevará de nuevo a la confluencia de la ruta que traíamos y que continuaremos de regreso por el mismo itinerario hasta el inicio de la misma.

Observaciones:

El recorrido se encuentra dentro de la zona afectada por el coto de caza San Isidro por lo que es conveniente que te informes de los horarios de caza para el día que pretendas realizar la ruta.

Horarios temporada de caza

Fotos de la ruta

Lagunas y Belvis del Jarama